Vendaje neuromuscular VS punción seca en el músculo trapecio

La idea de escribir esta entrada surge tras leer un Trabajo Fin de Máster de la Universidad de Durban (Sudáfrica), bajo el título "The relative effectiveness of Kinesiotape versus dry needling in patients with myofascial pain syndrome of the trapezius muscle".

El autor de este estudio lleva a cabo un ensayo clínico para evaluar la efectividad relativa de estas dos técnicas, vendaje neuromuscular y punción seca, en el tratamiento de pacientes con síndrome de dolor miofascial del trapecio.

El diseño del estudio fue un ensayo clínico aleatorizado prospectivo, cuantitativo. Cincuenta pacientes fueron asignados y distribuidos al azar por igual al grupo de punción seca o de vendaje neuromuscular. Cada paciente recibió dos tratamientos sobre el músculo trapecio superior en visitas separadas . Los seguimientos se programaron de dos a cuatro días después de la visita anterior. Las medidas subjetivas empleadas fueron la Escala Visual Analógica (EVA) y el Índice de Discapacidad Cervical (NDI) , mientras que las medidas objetivas empleadas fueron el umbral de dolor a la presión (PPT) y el rango de movimiento cervical (CROM).

Según los resultados, el vendaje neuromuscular demostró mejoras estadísticamente significativas en el VAS (p < 0,001) , el NDI (p < 0,001) y el PPT (p = 0,022) (IC del 95 %).  La punción seca mostró mejoras estadísticamente significativas en el VAS (p = 0,001) y el NDI (p < 0,001). Además, el vendaje neuromuscular demostró una mejoría clínicamente significativa en el VAS cuando fue comparado con las diferencias mínimas clínicamente significativas (MCIDs ). Se observó una tendencia de superioridad en los efectos positivos del tratamiento con vendaje neuromuscular sobre el tratamiento con punción seca al analizar los resultados sobre las variables estudiadas EVA y PPT (p = 0,155 , p = 0,428). Sería importante que estudios futuros repitieran el estudio con muestras de mayor tamaño para determinar si estas tendencias se pueden validar.

Este estudio concluye que el vendaje neuromuscular fue al menos tan eficaz como la punción seca en el tratamiento del síndrome de dolor miofascial del músculo trapecio, obteniendo incluso un mayor cambio en las puntuaciones de dolor y discapacidad. El vendaje neuromuscular, por tanto, se perfila como una alternativa no invasiva de elección en el tratamiento del síndrome de dolor miofascial del múculo trapecio.

En nuestra opinión, dado que ambas técnicas nos reportan buenos resultados en clínica, seguimos utilizando tanto el vendaje neuromuscular como las agujas de punción seca en nuestra práctica asistencial habitual, en función de la valoración fisoterápica, las características propias de cada paciente, las contraindicaciones y la evolución clínica del paciente.