PGM1 Trapecio Superior

La revista Cuestiones de Fisioterapia publicó en 2012 un ensayo clínico sobre la efectividad de una técnica, que seguramente muchos de vosotros os habréis planteado en vuestra práctica clínica... ¿es efectivo el kinesiotape para disminuir el dolor postpunción?

Las investigaciones recientes sobre los efectos del kinesiotape como neuromodulador analgésico gracias a sus propiedades físicas hacen pensar que, en efecto, puede ser una técnica efectiva para regular el dolor que se produce tras la punción seca de un punto gatillo miofascial (PGM).

En este estudio participaron 35 pacientes, que cumplieron con dos de los criterios esenciales de diagnóstico de puntos gatillo miofasciales (banda tensa y dolor local) en el músculo trapecio superior. Los sujetos fueron distribuidos aleatoriamente a un grupo control (punción seca) o a un grupo de tratamiento (punción seca y kinesiotape).

La técnica de punción seca se realizó con agujas de acupuntura de 0.25 x 40 mm, aplicando la técnica de Hong sobre el PGM1 descrito por Travell y Simons.

La aplicación del kinesiotape se realizó siguiendo las indicaciones del método Kinesio® Taping, con una tira en "I"desde el acromion a la base del occipucio, en posición de estiramiento del músculo y con un grado de estiramiento del vendaje del 0-10% (paper off). Se realizó una aplicación bilateral.

La medición del dolor postpunción se llevó a cabo a través de una escala numérica verbal (ENV), inmediatamente después del tratamiento, a las 24 horas, a las 48 horas y a las 168 horas.

Los resultados no mostraron diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos. El dolor postpunción no parece verse modificado por el uso del kinesiotape sobre el músculo pinchado, si bien se reconocen algunas limitaciones en el estudio, a tener en cuenta para futuras investigaciones:

  1. La muestra de pacientes estudiada no fue homogénea, puesto que no existió un bloqueo para la edad, el sexo de los sujetos, la sensibilidad al dolor y a la palpación. Éstas podrían ser las causas de la no existencia de diferencias estadísticamente significativas entre ambos grupos. Además, en la muestra existe un grupo heterogéneo en lo que se refiere a haber recibido previamente tratamiento con punción seca, lo que puede determinar la puntuación que se refleja en la ENV.
  2. No se realizó cálculo muestral, pues el tamaño de la muestra vino determinado por el máximo número de voluntarios que se ofrecieron a participar en el estudio.
  3. No se valoraron algunas variables tales como la actividad o latencia del PGM del trapecio superior antes del tratamiento, teniéndose en cuenta únicamente su presencia.
  4. No se valoró el dolor previo al tratamiento de los sujetos a estudio.
  5. El desconocimiento que existe sobre el dolor postpunción hace difícil su medición: no se sabe cuántas entradas/salidas de aguja son necesarias para que aparezca el dolor postpunción, ni qué otros factores pueden determinar la cantidad de este dolor postpunción.
  6. Hubiese sido conveniente el uso de un algómetro para la medición del dolor postpunción de una forma más objetiva y precisan, en lugar de la ENV.
  7. No se hace referencia a si el paciente recibió instrucciones de realizar ejercicio activo de la región tratada después de la intervención terapéutica, hecho que podría potenciar el efecto analgésico del kinesiotape.

Son necesarios nuevos estudios que informen sobre la naturaleza del dolor postpunción para poder así determinar de qué manera se puede influir sobre él, puesto que estos nuevos conocimientos mejorarán la calidad asistencial de los pacientes que reciban como tratamiento la punción seca.

Recientemente se han desarrollado unas agujas de punción seca, con una serie de características orientadas a disminuir el dolor postpunción: punta con afilado especial de forma cónica, triple capa de aceite para mantener la lubricación de la aguja y facilitar el deslizamiento durante las múltiples inserciones, y triple pulido para reducir las irregularidades de la aguja.

En cuanto a la aplicación de kinesiotape para disminuir el dolor postpunción, sería interesante realizar nuevos estudios en los que se aplique el kinesiotape con la "técnica de aumento de espacio" en lugar de la "técnica muscular" empleada en este estudio, y valorar los resultados, ya que en la práctica clínica hemos obtenido buenos resultados aplicándolo de esta forma.